Fajas lumbares si, fajas lumbares no

espalda¿Qué es una faja lumbar?

La faja lumbar es una prenda interior elástica que, de un modo similar a los corsés, ciñe la zona lumbar de la espalda a través de la compresión.

En una contractura, parte de la musculatura de la espalda se encuentra atrofiada y por ello la capacidad de los músculos de soportar equilibradamente el peso del cuerpo y de mantener la posición natural de la columna vertebral está muy disminuída. Consecuencia de este desequilibrio, se produce una sobrecarga de parte de la musculatura de la espalda, que acaba empeorando el dolor lumbar.

El uso de una faja lumbar permite que la musculatura afectada no realice su esfuerzo de sujeción normal, lo que alivia el dolor de forma casi inmediata.

Riesgos y contraindicaciones

Las fajas lumbares pueden ser útiles como parte de un tratamiento para aliviar un episodio de dolor agudo lumbar, ya que proporcionan sujeción y estabilidad a la zona lumbar. Si la faja se utiliza indefinidamente la musculatura responsable de la sujeción de la columna deja de hacer su trabajo, y se atrofia aún más, generando mayor debilidad en la zona lumbar. Por todo esto la faja lumbar es útil para aliviar el dolor lumbar durante los primeros días, pero debe retirarse lo antes posible para evitar la pérdida de tono muscular de la columna.

Usos alternativos de la faja

La evidencia científica disponible solo aconseja el uso de corsés o cinturones lumbares en episodios de dolor agudo. Sin embargo, también pueden utilizarse en casos de:

• Personas que no sufren problemas de columna, pero que de forma puntual han de realizar un esfuerzo excesivo para su espalda, como levantar una gran cantidad de peso.

• En ancianos con dolor agudo o crónico, en los que la falta de musculatura les impide realizar vida normal.

• En casos de escoliosis progresiva en niños o adolescentes en crecimiento, en los que el ejercicio no resulta suficiente para detener el progreso de la curvatura de su espalda.

¿Como funciona una faja lumbar?

Las fajas lumbares pueden tener efectos beneficiosos de dos tipo: encamisado y térmico.

Dependiendo de la intensidad del dolor y del tipo de lesión asociada al mismo, necesitará un tipo de faja lumbar que tenga un efecto más encamisado o más térmico.


faja1
faja2

 

 

 

 

 

 

 

 

El uso de fajas lumbares para aliviar el dolor y por su acción preventiva siempre es recomendables sin perjuicio de las causas o tratamiento farmacológico o de otro tipo.

 

Comentarios

  1. Thanks , I have recently been looking for info about this subject for ages and yours is the best I’ve came upon till now.
    However, what in regards to the conclusion? Are you certain about the supply?

  2. This design is steller! You certainly know how to keep
    a reader entertained. Between your wit and your videos,
    I was almost moved to start my own blog (well, almost…HaHa!) Fantastic job.
    I really enjoyed what you had to say, and more than that,
    how you presented it. Too cool!

  3. Hello there, You’ve done a great job. I’ll definitely
    digg it and in my opinion suggest to my friends.
    I’m confident they’ll be benefited from this website.

Opina

*