¿Qué es la dermatilomanía?

pellizcoEs un trastorno caracterizado por el impulso repetitivo de rascar, pellizcar o excoriar la propia piel, y que suele provoca lesiones

Junto con la onicofagia o manía de morderse las uñas y la tricotilomanía o acto compulsivo que tienen los pacientes que lo sufren de extraer los cabellos , se clasifica en la categoría de trastornos del control de los impulsos.

La mayoría de los afectados por esta enfermedad se siente incapaz de dejar de pellizcarse debido a la sensación de alivio del estrés que sienten al hacerlo. A menudo, el deseo es tal que dañan su propia piel y aunque sienten el dolor no son capaces de parar. Tal y como ocurre con la tricotilomanía, no se conoce la causa que determina este comportamiento debido principalmente a que no se ha investigado este área al no considerarse grave aunque sí se suele asociar con el Trastorno Obsesivo Compulsivo

El rostro suele ser el principal objetivo de este maltrato aunque se podría elegir cualquier parte del cuerpo. Aunque en un primer momento no lo parezca, esta dolencia puede volverse bastante seria debido a que las personas que la sufren en ocasiones experimentan sangrado, moratones, infecciones, cicatrización o incluso daño permanente.

¿Cuándo se pellizcan la piel?

En general suele ocurrir en momentos de mucho estrés debido a que pellizcarse les aporta tranquilidad y alivio, tiene un efecto calmante en el sistema nervioso y reduce los niveles de estimulación. También puede darse este hábito en los momentos de aburrimiento o inactividad ya que supone al afectado mantenerse alerta.

Los dermatilomaníacos pueden pasarse horas frente al espejo examinando cada detalle de su rostro u otras zonas del cuerpo con el objetivo de encontrar la más minima irregularidad y corregirla.

¿Cómo curar esta enfermedad?

Parte del problema seguramente sea psicológico por lo que lo más recomendable sería acudir a un especialista. En términos médicos este tipo de trastorno puede regularse por medio de medicamentos, antidepresivos o con psicoterapia. Los antidepresivos no ofrecen una solución totalmente efectiva puesto que pueden no surtir efecto. En cuanto a la psicoterapia, para que surta efecto debería involucrar técnicas como la reversión de un hábito, el automonitoreo, el control  de un estímulo y también la respuesta incompatible.

Lo principal a la hora de abordar el problema es intentar resistirse el máximo tiempo posible al impulso ya que de este modo la urgencia por hacerlo será menor con el tiempo. El tiempo que dure el tratamiento varía, depende principalmente de la persona y cuánto tiempo lleve sufriendo ese problema.

FUENTE: Academia Española de Dermatología y Venereología