te quemas en la playa?

¿Qué es una quemadura solar?

 Es una reacción inflamatoria que comienza entre 6 y 24 horas después de una exposición excesiva a radiaciones UVB. La piel se pone roja, con dolor y formación de ampollas si ha sido muy intensa. Unos días después se va pelando.

Una quemadura lo suficientemente severa, puede dar lugar a edema, fiebre, hipotensión, llegando a ser una emergencia.

Tras inflamarse, la piel se recupera, pero queda dañada para siempre, a mayor número y severidad de las quemaduras solares, mayor es el daño, aumentando el riesgo de melanomas.

¿ Porqué se produce una quemadura solar?

Para comprenderlo, tenemos que saber qué radiaciones emite el sol y cuales son los efectos sobre la piel.

 Las radiaciones UVB son las principales causantes de quemaduras solares, su intensidad varia a lo largo del año y también en función de nuestra localización geográfica, esto es importante a la hora de saber el riesgo que tenemos de quemarnos y qué crema usar para protegernos.

 Las radiaciones UVB son más intensas entre las 10 a.m. y las 15 p.m., durante el verano, en las zonas más próximas al ecuador y también cuando se reflejan, por ejemplo en la arena o en la nieve. Las nubes no las bloquean, además pueden atravesar el agua y quemarnos cuando estamos sumergidos.

 En cuanto a las radiaciones UVA, su intensidad no varia como las UVB. Tienen la misma intensidad a lo largo de todo el día, todo el año y en todas las partes del mundo. También se reflejan en la arena y la nieve y atraviesan el agua.

 Recibimos más radiaciones UVA que UVB, pero las UVA apenas causan quemaduras, sobre todo porque al ser las UVB más rápidas en quemarnos, no da tiempo a que lo hagan las UVA.

 Por eso las pantallas de rayos UVA que se usan para broncearse también pueden quemar si se esta el tiempo suficiente en ellas.

 Las radiaciones UVA tienen mayor longitud de onda, lo que hace que penetren más profundamente en la piel, siendo las responsables de arrugas, manchas, y lesiones tumorales a largo plazo.

¿Cómo tratamos las quemaduras solares?

Darse un baño o aplicar compresas de agua fría, nunca hielo ya que produciría una intensa vasoconstricción que podría agravar aún más la lesión.

Lavarse suavemente con una solución jabonosa y aclarar abundantemente con agua con el fin de eliminar cualquier partícula, la cual podría representar un foco de infección.

Evitar el contacto con sustancias irritantes (benzocaína, alcohol) y vasodilatadoras.

Tratamiento tópico (si no hay ampollas) con corticoides o emulsiones emoliente-calmantes (aloe vera).

 Si hay ampollas evitar tratamientos oclusivos. No abrir las ampollas (riesgo de infección).

Para tratar el dolor se pueden utilizar AINEs (ácido acetilsalicílico, ibuprofeno o paracetamol).

 Fuentes:

Blog: Dermatología y más cosas

Pinterest