¿Que es la dermatitis atópica?

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica o eczema atópico es una enfermedad de la piel que suele presentarse en forma de brotes, y cuyo síntoma mas típico es el intenso picor. Suele asociarse a la rinoconjuntivitis alérgica y/o asma. Es una afección sin gravedad , muy frecuente en los primeros años de vida y que tiende habitualmente a una buena evolución pero a veces es larga y compleja

 

¿Qué síntomas presenta?

Esta inflamación de la piel se manifiesta por placas roja, a veces exudativas, piel muy seca y por lo general un intenso picor. La enfermedad cursa con episodios de empeoramiento (“exacerbación o brote agudo”) que se alternan con etapas de mejoría a lo largo de l tiempo.

Los brotes son más frecuentes en la infancia y durante el invierno pero pueden aparecer a cualquier edad y estación.  Las lesiones pueden aparecer en mejillas y cuero cabelludo (más frecuentes en lactantes), los pliegues de rodillas, codos, axilas e ingles, la nuca y el dorso de los pies y de las manos (más frecuente durante la infancia) o en cara y nuca, hombros y pecho y pliegues de las extremidades (adultos). Son frecuentes las infecciones de la piel afectada, facilitadas por el rascado.

Tratamiento del brote

No existe un tratamiento único que haga desaparecer completamente los síntomas, aunque si puede haber períodos amplios de remisión casi total, que se siguen de un nuevo brote en un tiempo no predecible. La piel atópica necesita siempre cuidarse más que una piel normal, ya que es una piel muy sensible y necesita una gran constancia por parte de los padres en los cuidados del niño.

Es frecuente la necesidad de tratamiento cutáneo local, con pomadas con corticoides que son la base del tratamiento de la atopia cutánea y no hay que temer su uso. Su médico le recetará los más adecuados en función de la intensidad y de la localización de las lesiones.

Otros tratamientos incluyen:

  • inmunomoduladores tópicos, que inhiben la inflamación mediante un mecanismo distinto a los corticoides, antibióticos tópicos o por vía oral que se utilizan cuando existe infección bacteriana, que es una complicación muy común en la dermatitis atópica y está principalmente provocada por el rascado de las lesiones de la piel.
  • Antihistamínicos para disminuir el picor si este es muy intenso
  • Fototerapia, en casos excepcionales y en niños mayores de 6-7 años

En cada momento estará indicado un tipo diferente de tratamiento. Todos ellos deben ser indicados y controlados por el médico.

 

¿Cómo debe cuidarse la piel de un niño o adulto con dermatitis?

Los pilares principales son limpiar, hidratar y evitar los irritantes.

  • Ducha o baño no demasiado caliente (33ºC, para no reactivar el picor) ni demasiado prolongada (5 minutos, para no aumentar la sequedad cutánea) con un gel o jabón especial que mantengan el ph ácido de la piel y no la resequen. Existen aceites limpiadores, baños coloidales (Son polímeros de avena que captan las moléculas de agua y las fijan a la piel, se utilizan en lesiones agudas y subagudas, hasta que mejore la sintomatología) y panes dermatológicos, adecuados a cada caso.
  • Secado cuidadoso de la piel sin frotar y aplicación de cremas emolientes inmediatamente después, es preferible usar cremas emolientes adaptadas a este tipo de piel ya que además de mejorar el estado y sequedad, reparan la función barrera de la epidermis (supliendo la capa lípidica que suele estar alterada en la piel con dermatitis atópica) y por ello evitan el paso de alergenos a través de la piel dañada y además reducen la aplicación de dermocorticoides (aumentando la eficacia de estos, reducen su frecuencia de uso). Éstas se presentan en diversas formas que varían según la composición y consistencia: loción, crema, bálsamo y mousse. Algunos preparados están combinados con antipruriginosos o antisépticos. No se recomienda aplicarlas en lesiones exudativas, ya que pueden empeorarlas. Algunos pacientes pueden sensibilizarse a un componente de un producto tras un tiempo de aplicación determinado, por lo que se recomienda cambiar de crema, loción o leche. EL USO DE PRODUCTOS EMOLIENTES DEBE SER CONTINUO, APLICÁNDOSE INCLUSO CUANDO NO HAY LESIONES EN LA PIEL.
  • El calor es mal tolerado por los pacientes con dermatitis atópica. Debe evitarse la temperatura ambiental elevada y el uso de ropa de abrigo excesiva. La sequedad del ambiente incrementa la descamación de la piel y el picor en la dermatitis atópica. Las calefacciones por aire caliente (ej.: las de los coches) pueden ser un factor agravante importante. La humificación ambiental con instalaciones adecuadas es beneficiosa, en cambio las medidas caseras con pequeños humificadores o recipientes de agua son poco eficaces.
  • La exposición solar moderada suele mejorar las lesiones cutáneas, así como los baños en agua de mar (curas de playa), manteniendo la necesaria hidratación posterior de la piel. Debe de aplicarse crema de protección solar sin perfumes, preferentemente pantallas minerales y evitar las quemaduras solares que agravan las lesiones.
  • Es aconsejable evitar los tejidos sintéticos y las lanas en contacto con la piel ya que a menudo, pican, utilizando prendas de lino, hilo y algodón. Se desaconsejan las prendas con etiquetas, costuras o ajustadas porque favorecen la irritación y aumento del picor. Se debe evitar el uso de suavizantes y otros productos químicos en el lavado de la ropa y la ropa debe aclararse bienpara eliminar residuos de detergente.
  • El entorno del paciente debe estar limpio y libre de polvo (evitar moquetas, alfombras y peluches), evitar los alergenos aéreos (polen, pelos y plumas de animales, polvo y ácaros especialmente si se asocia a otras enfermedades alérgicas (asma y rinoconjuntivitis). Ventilar a menudo la habitación. No privar al niño de su mascota salvo si ésta provoca una alergia conocida.

 

Fuentes:

  • Laboratorios Dermatológicos Ducray: Atopia cutánea: Algunos consejos prácticos
  • Fisterra 2011. Dermatitis atópica. Guía Clínica.
  • Guía de tratamiento de la dermatitis atópica en el niño. Documento de consenso. Grupo de expertos . Coordinación: Prof. M.A. Martín Mateos.
  • Guía para padres y cuidadores de niños con dermatitis atópica. Prof M.A.Martín Mateos, Dra. Elena alonso