Vas a viajar en avión y tienes problemas circulatorios

La inmovilidad prolongada, especialmente cuando la persona está sentada, puede provocar un estancamiento de la sangre en las piernas, que a su vez provoca hinchazón, rigidez y molestias.

La Trombosis venosa profunda (TVP) es el desarrollo de un coagulo de sangre en una vena profunda. Diversos estudios epidemiológicos indican que el riesgo de TVP es aproximadamente el doble o triple después de un vuelo de más de cuatro horas de duración media, y también en otras formas de viaje que impliquen una inmovilidad prolongada.

En la mayoría de los casos de TVP los trombos son pequeños y no provocan síntomas pero los más grandes, cuando se producen, pueden ocasionar síntomas como hinchazón de piernas, sensibilidad en la zona, irritación y dolor. El riesgo de desarrollar TVP durante los viajes aumenta cuando interviene alguno de los siguientes factores de riesgo: TVP o embolismo pulmonar previo en el paciente o un familiar cercano, uso de terapia de estrógenos, embarazo, cirugía o traumatismo reciente, cáncer, obesidad, anomalías genéticas de la coagulación. Es recomendable que las personas con uno o más factores de riesgo pidan consejo a su médico en antelación suficiente antes de embarcar en un vuelo de cuatro más horas de duración.

Las ventajas de la mayoría de las medidas preventivas recomendadas para los viajeros con especial riesgo de desarrollar TVP no estás demostradas e incluso algunas de ellas pueden ser perjudiciales. Se están llevando a cabo estudios para identificar medidas preventivas efectivas. A continuación se enumeran algunas precauciones generales para estos viajeros de riesgo:

 

Moverse por la cabina durante un vuelo largo ayuda a reducir cualquier periodo de inmovilidad prolongada, aunque esto no siempre es posible. Además cualquier beneficio potencial para la salud debe sopesarse con el riesgo de una posible lesión, en caso de que el avión experimente turbulencias repentinas. Una medida razonable es moverse hasta el baño de modo regular, por ejemplo cada dos o tres horas.

Muchas líneas aéreas dan también consejos útiles sobre ejercicios que pueden realizarse en el asiento durante el vuelo. Se cree que ejercitar los músculos de las pernas puede estimular la circulación, reducir el malestar, la fatiga y la rigidez y reducir el riesgo de desarrollar TVP.

El equipaje de mano no debe colocarse donde pueda obstaculizar el movimiento de piernas y pies y la ropa debe ser suelta y cómoda.

Teniendo en cuenta el indudable riesgo de efectos segundarios significativos y la falta de evidencias probadas por sobre sus beneficios se recomienda a los viajeros que no tomen aspirina con el único objetivo de prevenir la TVP relacionada con los viajes.

 

FUENTE: Ministerio de sanidad, asuntos sociales e igualdad.