CONSEJOS PARA MEJORAR LA CIRCULACIÓN VENOSA

  1. Evitar y reducir el exceso de peso. Seguir una dieta sana y equilibrada, con una ingesta mayos de frutas y verduras y baja en sal
  2. Ejercicio físico habitual: natación, caminar, bicicleta, subir y bajas escaleras.
  3. Realizar la higiene diaria con duchas alternando en las piernas agua caliente (hasta 38ºC) con agua fría, a continuación lubricar la piel con preparados muy emolientes sin colorantes ni perfumes para mantenerla bien hidratada.
  4. Las medias de compresión decreciente, recomendadas por tu médico o farmacéutico mejorar el retorno venoso y previenen y reducen el dolor e hinchazón de piernas
  5. Dormir con los pies ligeramente levantados y siempre que sea posible, elevar las piernas.
  6. Los masajes de las pantorrillas en sentido ascendente facilitan el retorno venoso.
  7. Evitar las fuentes de calor y humedad dirigidas a las piernas.
  8. Usa calzado ancho y cómodo. Las prendas ajustadas y ceñidas pueden empeorar la circulación.

 

Fuente: Laboratorios CINFA